Lentes intraoculares ajustables: El futuro está aquí

 

The future is ours to see

Baby hold on—Eddie Money

 

Haciéndome eco del último editorial del Journal of Cataract and Refractive Surgery, vamos a tratar en este post la problemática del cálculo de la lente intraocular que empleamos en nuestros pacientes con catarata o cirugía refractiva intraocular.

El uso de lentes intraoculares en la cirugía de catarata fue uno de los grandes avances en la medicina del siglo XX. La historia es curiosa y viene a confirmar que muchos de los avances en la medicina y en la cirugía se hicieron como consecuencia de las guerras.

Lentes intraoculares - el futuro las ajustables

Lentes intraoculares – El Oftalmólogo Sir Harold Ridley

El pionero en este campo e inventor de las lentes intraoculares fue el oftalmólogo inglés Sir Harold Ridley. Durante la segunda guerra mundial Ridley se percató que varios pilotos heridos de la RAF tenían fragmentos intraoculares de plástico procedente de las cabinas de los aviones, pero los soldados no presentaban ningún signo inflamatorio o de rechazo a este material.

Tras la guerra, y atendiendo a esas observaciones, desarrolló una lente de este plástico acrílico, e implantó la primera lente intraocular en 1950, que tras modificar su diseño, acabó imponiéndose a la técnica de ese momento, que era la cirugía intracapsular sin lente, y que obligaba al paciente a utilizar una gafa de muchas dioptrías (+14D) para poder ver.

Actualmente estas lentes intraoculares han mejorado en muchos aspectos:

Existen diferentes potencias, con lo que podemos implantar la lente más adecuada para cada paciente, reduciendo al máximo su defecto refractivo postoperatorio.

Son flexibles y plegables, con lo que se pueden “inyectar” por pequeñas incisiones (1,8 mm o menos)

Pueden corregir astigmatismos (lentes tóricas), presbicia (lentes multifocales), defectos en el iris (lentes de aniridia), etc…

Sin embargo, a pesar de los avances en la cirugía de la catarata, la biometría (método para medir la longitud del ojo y de sus partes) y el cálculo preciso de la lente intraocular siguen siendo las asignaturas pendientes. Si no conseguimos un cálculo exacto puede conocida como “sorpresa refractiva”, que es la tercera causa que obliga a realizar un intercambio de lente intraocular (LIO).

Implantación de las lentes intraoculares

Lentes intraoculares

Se trata de un problema emergente, ya que una de las causas más frecuentes que produce un error en el cálculo de la LIO es cuando el paciente tuvo una cirugía refractiva previa (LASIK o similar), y cada vez habrá más pacientes que se operaron y que necesiten una cirugía de cataratas. Esto hace que tengamos que recurrir a fórmulas más complejas para calcular la LIO, y la posibilidad de tener una sorpresa refractiva aumenta.

Una de las tecnologías que puede solucionar este problema en el futuro son las lentes ajustables: se trata de lentes que una vez implantadas pueden cambiar su potencia, ajustándola a la visión del paciente.

– Los primeros prototipos de estas lentes podían ajustarse de forma externa, sin necesidad de una nueva intervención, mediante el uso de imanes o por mecanismos electromecánicos externos.

– También hay lentes intraoculares que pueden cambiar su potencia mediante el uso externo de un láser de femtosegundo (ya hemos hablado varias veces de este polifacético láser: “Precisión y seguridad y “Diseño y creatividad” ), que puede modificar una capa de la lente, alterando su forma y cambiando su índice refractivo y la potencia de la lente.

La tecnología de LIO ajustable más avanzada se basa en utilizar lentes con macrómeros de silicona que pueden activarse con luz ultravioleta. Tras implantar la LIO, la potencia puede ajustarse activando los componentes fotorreactivos mediante la exposición a una luz UV especial que producirá un cambio en la curvatura de la lente, ajustando la miopía , hipermetropía y/o astigmatismo que pudiera existir.

Una vez alcanzada la corrección deseada, se irradia toda la lente para “bloquear” la potencia y que no pueda cambiar en el futuro.

Lentes intraoculares autoregulables

Lentes intraoculares ajustables

Las lentes ajustables tienen un potencial increíble para evitar las “sorpresas refractivas” y por lo tanto no tener que explantar/recambiar lentes, aunque aún nos queda esperar que pasen todos los controles de seguridad y ensayos clínicos para que las podamos utilizar en nuestros pacientes.

 

“The future is here… and we will see through it”.

 

Hasta el próximo post

@drbelda

3 comentarios para “Lentes intraoculares ajustables: El futuro está aquí”

  • ¡Qué bueno!! Serían geniales las lentes ajustables. 🙂

  • prisciliao:

    fui operado co lete intraocular,pero quiero mejorar pues me quedo miopia y astigmatismo, de noche no puedo manejar coche, puedo mejorar? supuestamente me engrosaron las corneas las tenia muy delgadas, retina delgada

    • jbelda:

      Hola Prisciliao,

      No puedo por las normas del blog dar una opinión de lo que tiene, ya que para ello necesito tener una consulta con usted y poder hacer las pruebas para tener un diagnóstico certero, yo le recomiendo que si tiene cualquier duda se la comente a su oftalmólogo.

      Un saludo,

      @drbelda

Deja un comentario

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Archivos

Últimos Tweets