Glaucoma y deporte

El deporte siempre ha sido una de mis pasiones: siempre me ha gustado practicarlo y también disfruto viendo un buen partido, da igual que sea de tenis, fútbol o baloncesto.

Hace unos años un excompañero de residencia y buen amigo, el Dr. Vicente Rodríguez, puso en marcha la edición de un libro muy interesante titulado “Visión y Deporte” (Ed. Glosa. 2010) en el que se trataban múltiples temas deportivos relacionados con la visión.

Tuve el privilegio de participar en este libro con un capítulo titulado “Glaucoma y deporte” que me sirvió para confirmar muchas de las teorías que ya tenía con respecto a los beneficios del deporta para el glaucoma, pero además pude recopilar información que me ha servido para poder responder a preguntas de muchos de mis pacientes con respecto a sus dudas. Mantenerse en forma realizando ejercicio físico es sano para todos, también para los pacientes con glaucoma.

Como resumen y a modo de consejos prácticos:

1.- Hay evidencias científicas de que el ejercicio aeróbico intenso (correr, ciclismo, trecking, etc) realizado de forma regular puede bajar la presión intraocular. El ejercicio además mejora el flujo sanguíneo ocular retiniano y del nervio óptico, mejorando la presión de perfusión del mismo.  Hay que tener en cuenta que una vez que se detiene el ejercicio físico, la presión intraocular vuelve a la normalidad, pero tampoco es cosa de que estemos todo el día haciendo deporte… que los excesos también son malos.

2.- Otra pregunta frecuente de los pacientes es si el yoga es perjudicial. No lo es, excepto las posiciones boca abajo, que aumentan la presión intraocular.

3.- También pueden aumentar la presión intraocular transitoriamente las flexiones y las dominadas, y los ejercicios en los que vamos a realizar maniobras de Vasalva (o sea, retener la respiración y hacer un esfuerzo grande sin sacar el aire) por ejemplo, al levantar mucho peso.

4.- Los pacientes con síndrome de dispersión pigmentaria pueden experimentar aumentos significativos de la PIO (presión intraocular) después de la actividad física. El roce de la parte posterior del iris con la superficie anterior del cristalino provoca la liberación de pigmento que dificulta la salida del humor acuoso por la malla trabecular y aumenta la presión intraocular. Este es un tipo de glaucoma más frecuente en varones y entre los 20 y 50 años, moderadamente miopes, con cámara anterior amplia y ángulo abierto.

Deporte y glaucoma

Deporte y visión

De todas formas, antes de iniciar una nueva actividad deportiva a la que no estemos acostumbrados, lo mejor es consultarlo con nuestro médico oftalmólogo.

Así que a hacer deporte, pero sin excesos….

 

 

2 comentarios para “Glaucoma y deporte”

  • Marita:

    Hola estoy interesada en el libro y sobretodo en el tema de Glaucoma y deporte, ¿existe la posibilidad de acceder a el de manera online?

    • jbelda:

      Hola Marita,

      La editora del libro “VISION Y DEPORTE” fue EDITORIAL GLOSA, por lo que yo sé, el libro no está en venta, ni siquiera online. Igual en Google encuentras el libro en PDF y gratis.

      Un saludo,

      Dr. José I. Belda Sanchis, especialista en Glaucoma en Alicante – (Jefe de la Unidad de Oftalmología del Hospital de Torrevieja)

Deja un comentario

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Archivos

Últimos Tweets