MIGS o no MIGS: esa es la cuestión

(Cirugía mínimamente invasiva del glaucoma)

Ante las múltiples preguntas suscitadas por el video del post anterior (Las nuevas cirugías mínimamente invasivas del glaucoma) y ya que se trata de técnicas en desarrollo, voy a completarlo con unas “aclaraciones” sobre que es eso del MIGS.

El término viene a ser un acrónimo derivado del ya existente para las cataratas (MICS = micro-incisional cataract surgery).

 

Cirugía mínimamente invasiva del glaucoma - Oftalmólogo de Alicante

Cirugía mínimamente invasiva del glaucoma – Oftalmólogo de Alicante

Viene a incluir un conjunto de cirugías variadas de glaucoma cuyos objetivos son:

Ser más seguras que las cirugías convencionales (cirugías filtrantes)

No alterar la conjuntiva, con lo que se evita la fibrosis que cierra las cirugías filtrantes

Inducir menos disrupción de tejidos y menos inflamación postoperatoria

– Conseguir un descenso tensional suficiente para estabilizar el glaucoma del paciente

Otra de las características comunes de los MIGS es que todas ellas llevan asociado el implante de un dispositivo intraocular de drenaje. Existen varios dispositivos con estas características, algunos en desarrollo y otros ya comercializados. Por poner ejemplos, los dispositivos desarrollados por la empresa Glaukos, conocidos como iStent, y que tienen 3 versiones: iStent (GT-200) ya comercializado, iStent inject (GT-400) y por último el iStent supra, que es el que aparece en el vídeo anterior. Otros implantes en desarrollo son el Hydrus, (similar al iStent en cuanto al mecanismo de acción, pero de mayor tamaño), el Cypass (similar al Supra) y el Xen, aunque este último se sale de las características de los dispositivos MIGS, al colocarse debajo de la conjuntiva.

Las principales ventajas de los dispositivos MIGS son:

Cirugías más fisiológicas, buscando mejorar los drenajes naturales del ojo

Sencillez de la cirugía

Menor inflamación y molestias postoperatorias

Menor necesidad de tratamiento y controles postoperatorios

Menor tasa de complicaciones

Y si son “tan buenos”, ¿por qué no los utilizamos siempre?. Hay varias razones, pero os las voy a resumir:

Tan solo hay un modelo comercializado (el iStent). El resto sigue en fase de ensayo clínico.

Los resultados en cuanto a la bajada de presión intraocular son insuficientes para glaucomas muy agresivos o avanzados, por lo que tan solo se indican en glaucomas leves o moderados. En ocasiones es necesario seguir utilizando gotas para conseguir una tensión adecuada, a pesar del implante.

Solo sirven para glaucomas de ángulo abierto, quedando descartados muchos tipos de glaucomas.

– El precio: son implantes caros, con lo que la relación coste-beneficio no está clara. Si funcionan y conseguimos que el paciente deje de ponerse gotas, estarían más que justificados por la mejora en calidad de vida del paciente y el ahorro al no tener que comprarse las gotas.

Se trata de una tecnología prometedora, y si es capaz de demostrar su eficacia en el largo plazo, nos proporcionará una nueva y útil herramienta para tratar esta compleja enfermedad.

Os dejo el link de una entrevista que me hicieron sobre el tema hace un tiempo:

La cirugía MIGS (Micro-Invasive Glaucoma Surgery) se consolida como la alternativa de primera elección para el tratamiento de Glaucomas medios y moderados

 

Hasta el próximo post…

@drbelda

Deja un comentario

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Archivos

Últimos Tweets