¿Roncas por la noche? Vigila tu glaucoma

Hace unos meses me encontré con mi compañera y bloggera, la Dra. Aurora López (el otoblog) y comentamos que para nuestro cumpleaños (cumplimos el mismo día) deberíamos hacer un post conjunto (post en el otoblog), y… el tema que se nos ocurrió es el de “la apnea del sueño y sus manifestaciones oculares…” por alguna razón ambas disciplinas eran una sola a principios del siglo pasado.

Si roncas vigila tu glaucoma.

Si roncas por la noche, vigila tu Glaucoma. Dr. José I. Belda. Image courtesy of David Castillo Dominici at FreeDigitalPhotos.net

Aunque Aurora os explicará algo más sobre la apnea del sueño, también conocida como síndrome de apnea hipopnea obstructiva del sueño (SAHOS). Se trata de una enfermedad en la que se produce una obstrucción temporal de las vías respiratorias superiores durante el sueño, es decir, que hay momentos en los que el paciente “no respira” (apnea). Estas pausas pueden producirse muchas veces durante la noche (500), y durar bastante tiempo (hasta 2 min), resultando en momentos de falta de oxigenación de la sangre (hipoxia) y aumento de los niveles del CO2 (hipercapnia). De la fisiopatología de este síndrome y de la forma de tratarlo os contará mucho más mi compañera en su blog… pero dejadme que os cuente que esto puede afectar también a los ojos y de múltiples formas…

– Glaucoma: de todas las afectaciones oftalmológicas que aparecen con este síndrome, esta es la que peores consecuencias puede tener. Aunque hay publicaciones contradictorias, un reciente meta-análisis (una revisión minuciosa de todas las publicaciones de la literatura al respecto) ha concluido que puede ser considerado un factor de riesgo para el glaucoma, aumentando el riesgo de padecerlo entre 4-5 veces (Estudio sobre glaucoma-apnea). Además, se ha relacionado con el glaucoma de normotensivo  que como ya comentamos en un post anterior, hay un fenómeno vascular asociado con una posible isquemia, que podría ser la causa del mismo.

– Neuropatía óptica isquémica: el mecanismo sería el mismo que el del glaucoma, pero produciendo un daño más agudo del nervio óptico.

– Alteraciones de los párpados: desde la molesta blefaritis (inflamación del margen de los párpados), que produce picor y malestar ocular, hasta un síndrome de párpados flácidos (laxitud extrema de los párpados) que hace que se eviertan durante la noche, y que puede requerir tratamiento quirúrgico.

– Alteraciones de la córnea: sequedad y úlceras corneales por quedarse los párpados entreabiertos, o como consecuencia del propio tratamiento de la apnea del sueño (la CEPAB), que reseca los ojos durante la noche.

Ronquidos y Glaucoma

Ronquidos y Glaucoma. Oftalmólogo de Alicante. Image courtesy of photostock at FreeDigitalPhotos.net

El tratamiento del glaucoma será el mismo que en los demás casos, pero debe incluirse el tratamiento de la causa, o sea, de la apnea del sueño. Además, es importante que los oftalmólogos seamos conscientes de que estos pacientes hay que derivarlos al especialista para que sea estudiada y tratada su apnea, ya que sus consecuencias sistémicas pueden ser graves y hacer peligrar la vida del paciente.

Se trata de un abordaje multidisciplinar en el que participan otorrinos, neurólogos, neurofisiólogos y otros especialistas, y ahora también nosotros.

 

De esa forma todos podremos dormir tranquilos y tener felices sueños…

 

Aprovecho para felicitar el día a mi compibloggera Aurora…

Hasta el próximo post…

 

@drbelda

Deja un comentario

El mejor equipo de Oftalmólogos y Optometristas de la provincia de Alicante

Clínica oftalmológica de Torrevieja.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Archivos

Últimos Tweets