Tecnología OCT: El “ojo” que todo lo ve

“I am the eye in the sky looking at you

I can read your mind” – Alan Parsons

 

Es curioso remontarse un par de décadas atrás, cuando estaba haciendo mi residencia en oftalmología, y pensar como han cambiado las técnicas de diagnóstico y tratamiento.

Cuando en nuestras sesiones clínicas revisamos distintos casos clínicos para comentarlos y discutir los distintos enfoques, me doy cuenta que uno de los mayores cambios que ha experimentado nuestra especialidad es la introducción de la OCT.

Supplied by the medOCT group, Medical University Vienna, Austria - Supplied by the medOCT group, Center of biomedical Engineering and Physics, Medical University Vienna, Austria.

OCT – Optical Coherence Tomography

La OCT corresponde a las siglas en inglés Optical Coherence Tomography, o Tomografía Óptica de Coherencia. Se trata de un método diagnóstico que utiliza la interferometría de baja coherencia para obtener unas imágenes del ojo y de sus distintas capas con una resolución incluso superior a la de un microscopio. Utilizando fuentes de luz cada vez más potentes (luz de diodo o láser) se consiguen imágenes con resolución de micras, con lo que podemos ver:

– Las distintas capas de la córnea

El ángulo iridocorneal y el trabéculum/canal de Schlemm

El iris y el cristalino

La retina y sus distintas capas

El nervio óptico y la capa de fibras nerviosas de la retina

La coroides

NormalMaculaOCT tomado de HeidelbergEngineering

OCT: Tomografía Óptica de Coherencia

La ventaja de esta prueba es que es rápida, sencilla de realizar, no invasiva e indolora, con lo que puede hacerse fácilmente en la mayoría de nuestros pacientes.

Con ello nos permite diagnosticar y hacer seguimiento de enfermedades tan frecuentes como:

– El glaucoma

– La degeneración macular asociada a la edad, la retinopatía diabética

– Las oclusiones vasculares de la retina

– El edema

– Las membranas o los agujeros maculares, etc…

Así como poder valorar el resultado de diversas intervenciones quirúrgicas:

– Como la cirugía no perforante del glaucoma

– La cirugía de retina

– El efecto de las inyecciones intravítreas de antiangiogénicos

Esta tecnología es ciertamente imprescindible hoy en una consulta oftalmológica, pero yo siempre les digo a mis residentes que antes de realizar la prueba… miren el ojo del paciente (un querido compañero de profesión decía “hay que asomarse al ojo de vez en cuando”).

Muchas veces podremos llegar a la misma conclusión diagnóstica sin necesidad de emplear la prueba… Aunque también es cierto que la OCT puede ver detalles difíciles de apreciar por el ojo humano, aunque este sea experto, con lo que su uso generalizado está cada día más extendido.

Con el tiempo esta tecnología estará incorporada a todos nuestros instrumentos de exploración y tratamiento: la lámpara de hendidura, el microscopio quirúrgico, el láser excimer, con lo que podremos ver “en directo” los cambios tisulares producidos con nuestros tratamientos, y mejorar la precisión y efectividad de los mismos… y no falta mucho para eso ya que los primeros prototipos ya existen.

 

Hasta el próximo post…

 

@drbelda

Deja un comentario

El mejor equipo de Oftalmólogos y Optometristas de la provincia de Alicante

Clínica oftalmológica de Torrevieja.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Archivos

Últimos Tweets